18.5 C
Morelia
25 junio, 2024
PRESENCIA DE MICHOACÁN

RECTOR DE LA UMSNH PRESENTA LIBRO DE CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO

 

  • Por una democracia progresista. Debatir el presente para un mejor futuro, el autor nos invita a debatir el presente para construir un mejor futuro, sostiene el rector Raúl Cárdenas Navarro.
  • Uno de los temas centrales del presente libro es el de la actualidad de la Revolución Mexicana, asegura el rector nicolaita durante la presentación.

El rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Raúl Cárdenas Navarro, realizó la presentación del libro Por una democracia progresista. Debatir el presente para un mejor futuro, de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Durante la presentación, celebrada esta mañana en Centro de Investigación, Arte y Cultura (CIAC), con la presencia del autor, el rector sostuvo que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas nos invita a debatir el presente para construir un mejor futuro.

Aseguró que el libro Por una democracia progresista. Debatir el presente para un mejor futuro, nos ofrece mucho más de lo que su título sugiere: al recorrer sus páginas, el lector podrá encontrar un informado recuento histórico de las principales realizaciones de la Revolución Mexicana de 1910; un interesante análisis de las desviaciones y retrocesos de los postulados revolucionarios; un repaso de los movimientos que han resistido esas desviaciones; y al final, pero no al último, todo un programa político y social de cara al porvenir, lo que él llama la recuperación de un “proyecto de nación”.

El rector subrayó que uno de los temas centrales del libro es el de la actualidad de la Revolución Mexicana. Ciertamente, como el ingeniero lo advierte, la Revolución fue un movimiento complejo, que tiene antecedentes, etapas y expresiones muy diversas; pero tuvo también un rasgo general que la distinguió: su carácter democrático e igualitario.

La Revolución estalló contra el gobierno de Porfirio Díaz bajo el lema “Sufragio efectivo, No reelección”, con el propósito de acabar con la dictadura, renovar la clase política y las instituciones y hacer valer la constitución liberal de 1857; y ese es, nos dice el ingeniero, el punto de partida de la actual democracia en el país.

El autor revisa también en este capítulo, con una mirada crítica, las sucesivas reformas introducidas a esos artículos, en los que se aprecian los cambios y predominios de ideologías e intereses de los grupos en el poder. Las reformas al artículo 27, que tuvieron lugar en 1992, 2011 y 2013, son quizá el mejor ejemplo de ello, pues, al decir del ingeniero, destruyeron las bases agrarias de la Constitución, al introducir un sentido privatizador, de protección a la gran propiedad y de severa limitación a las facultades del Estado para aprovechar de manera exclusiva los recursos naturales de carácter estratégico.

El segundo de los temas en el que quería detenerme es la vida y obra de Lázaro Cárdenas. Es verdad que ha sido estudiada profusamente, pero no deja de provocar asombro cuando volvemos a ella. No es casual que el capítulo más largo del libro, después del último, sea precisamente el XV, titulado “Lázaro Cárdenas”, porque se trata de una vida ejemplar y una actuación fecunda que ocupan, de manera indisputable, un lugar estelar en la historia de México.

El ingeniero nos presenta el inventario de las realizaciones del gobierno del general: la reforma agraria, la creación de instituciones, la educación socialista, la organización de los trabajadores, la expropiación petrolera, la política exterior. Esta última, en mi opinión, cobra especial relevancia ahora mismo que estamos siendo testigos, tristemente, de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Aunque el ingeniero reconoce avances importantes, no deja de formular señalamientos críticos que evidencian las asignaturas pendientes del país, que precisan una revisión cuidadosa de lo que se ha hecho al respecto en estos últimos años, así como el diseño de nuevas estrategias. Entre los temas que nos plantea, dos de ellos me resultan de particular interés: el de la educación y el de los derechos de las mujeres.

Como se pueden advertir, el libro del ingeniero plantea un debate nacional que parece urgente, no elude la crítica rigurosa e informada, pero reconoce avances y, sobre todo, ofrece propuestas claras. Es por eso un libro necesario y valiente a la vez. Con obras como esta, en mi opinión, se refrenda una constatación: Cuauhtémoc Cárdenas no es sólo el gran referente del movimiento democrático que inició en 1988, sino una de las voces principales, sino es que la principal, que encarnan la conciencia crítica de este país.

“Invito a todos a leer Por una democracia progresista, y a participar en el debate de nuestro presente al que nos convoca el ingeniero, para poder construir un mejor futuro. Y por ello, también, le agradezco el haberme brindado el privilegio de presentarlo, en un día como hoy, además, en el que conmemoramos el 84 aniversario de la expropiación petrolera”, concluyó.

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS